La sobreprotección del lobo supone un peligro para las ganaderías en extensivo, de la que viven en torno a 35.000 familias.

Unión de Campesinos de Castilla y León junto con su organización estatal la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos y varios integrantes de la Plataforma en Defensa de la Gestión del Lobo “Convicencia lobo” se manifiesta hoy frente al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) para exigir la no inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en régimen de Protección Especial (LESPRE)

Según recuerda la Unión de Campesinos, “la actividad ganadera en el medio rural es una actividad esencial, tanto desde el punto de vista medio ambiental como social, al contribuir al mantenimiento de una población activa real en un territorio cada vez más despoblado”. Como demuestran los datos, el lobo se encuentra en expansión y en Castilla y León en el año 2020 se registraron 4.500 ataques de lobos que causaron la muerte a 6.000 cabezas de ganado.

UCCL considera que una sobreprotección al lobo supone un peligro para las ganaderías extensivas de nuestra comunidad, de las que viven en torno a 35.000 familias. Las perdidas de los ganaderos en Castilla y León se pueden estimar en más de 5 millones de euros todos los años y la Administración solamente compensa el 20% de los daños, siendo el 80% restante asumido por los ganaderos.

La Unión de Campesinos exige al MITECO que rectifique y consensue con las comunidades autónomas y con todas las organizaciones agrarias la gestión del lobo. Se debe tener en cuenta que la realidad del lobo en Asturias, Cantabria, Castilla y León y Galicia es muy diferente al resto de España, e incluir a las poblaciones del lobo al norte del Duero en el LESPRE, no va a propiciar una mejora en su población, pero sí un gran perjuicio en las comarcas ganaderas con mayor riesgo de sufrir ataques.

Twitter
Visit Us
Tweet